Experiencia de vuelo en Villa Dolores, Córdoba.

Entre los días 24 y 28 de febrero pasado, un grupo de ocho pilotos rafaelinos concurrió a las instalaciones del Aero Club Villa Dolores, donde está haciendo actividad el Centro de Vuelo a Vela en Montaña, a realizar una exploración de la zona de vuelo, la que realizaron con un biplaza (Janus “AW”) y el Génesis 2 “AF”.

El primer día de vuelo (el 25/2) las condiciones no fueron buenas y recién se pudo iniciar la actividad a las 16 hs, con varios vuelos de reconocimiento y adaptación de los pilotos a la pista y sus inmediaciones (vuelos de 30/40 minutos y con 600 m de techo).
El día 26 arrancó mucho más temprano y se pudo volar desde las 13 hs, con un techo de 1500 m y térmicas de entre 1,5 y 2,5 m/seg. Hubo vuelos de 4 hs que permitieron acercarse a las piedras (la Sierra de los Comechingones, que es la denominación oficial de las llamadas “Sierras Grandes” de Córdoba) y la mayoría de los pilotos pudo hacer su buena experiencia de vuelo en la zona.
El mejor día fue el 27, que comenzó a las 12:30 y el techo subió hasta los 2000 m, con poco viento y con térmicas de 2,5 a 3 m/seg.  Estas condiciones permitieron llegar a volar el cordón principal y ver el Cerro Champaquí (2790 MSNM) desde el costado. No se pudo sobrevolarlo ni pasar hacia el Este porque no había la diferencia de altura necesaria.
Los vuelos llegaron a ser de 3:40 h y se truncaron porque a las 16:30 entró un frente desde el Sur con ráfagas de 15/20 nudos, lo que borró totalmente los Cu y se decidió aterrizar para asegurar las máquinas.
Lo más positivo de la expedición ha sido poder compartir la actividad con la gente del Centro Nacional de Vuelo a Vela en Montaña (especialmente su remolcador Ramón Chialvo) y la del Aero Club Villa Dolores, quienes brindaron una excelente atención tanto en los remolques como en las charlas nocturnas, asado de por medio, y compartiendo anécdotas de la actividad de vuelo en la zona. ¡Un especial agradecimiento a ellos!!
Si bien la meteorología no acompañó, les permitió a los pilotos poder hacer una buena experiencia de reconocimiento de la zona de Villa Dolores y entusiasmarse con las posibilidades de vuelo a vela que brinda.
Y, una vez más, el CP Rafaela demuestra que continúa en el camino de abrir nuevos espacios a sus pilotos, capacitándolos para volar en nuevos escenarios, no solo en la llanura. En octubre de 2021 estuvimos en Jáchal con un grupo importante de pilotos. Ahora en Villa Dolores. Así sigue creciendo nuestra institución.

Volveremos!!!

ver adjunto